Análisis de medios 4 de marzo de 2016

Desinformar, aterrorizar, desestabilizar

El macabro crimen masivo de 11 trabajadores en San Juan Opico, ocurrido ayer, recordó en muchos que vivieron de manera directa o indirecta el conflicto armado de los años 70 y 80 del siglo pasado, otros hechos de similar brutalidad.

En aquellos días, el objetivo último de los autores de esas acciones era aterrorizar a la población, debilitar su moral de resistencia y paralizar su accionar.

Invariablemente los escuadrones de la muerte, conducidos por los cuerpos de seguridad de la época, eran los responsables de esos crímenes. Esas acciones mostraban, por otra parte, formas operativas características de aquellos grupos de extrema derecha. Sus patrones, sus financistas eran, en todo caso, prominentes hijos de la oligarquía y, en buena parte, respondían también a líneas de acción diseñadas desde Washington.

Los hechos producidos ayer nos retrotraen a esos días. Su analogía no parece casual. El ataque brutal contra trabajadores que, además, estaban cumpliendo con una labor de evidente utilidad social, montando infraestructura para llevar electricidad a comunidades que no cuentan con ese servicio básico, representa un ataque en varias direcciones.

Más allá de la intencionalidad manifiesta de aterrorizar a la población, parece claro que los grupos criminales, o mejor dicho quienes los impulsan y promueven, buscaban otras finalidades añadidas, como por ejemplo, tratar de demostrar su control territorial e ir consolidándolo como su fuese poder local, a fuerza de impedir por el terror el acceso de cualquier servicio gubernamental a la comunidad, en una zona delimitada. Precisamente fue en esa zona donde hace pocos días asesinaron en su casa a un matrimonio mayor que desde hacía muchos años era promotor de salud en la zona.

Al mismo tiempo, ayer mismo fue asesinada una empleada de la alcaldía de Ciudad Delgado, Aida Pineda, defensora y promotora local de los derechos de las mujeres; a lo cual se suman varias otras acciones similares contra personal territorial de instituciones de gobierno, e incluso varios miembros del partido FMLN.

Si a lo anterior sumamos las varias instancias en que, en los últimos tiempos, criminales con una reputación espeluznante, aparecen en puestos laborales de alcaldías gobernadas por ARENA y que hasta varios alcaldes y concejales de ese partido se han visto involucrados en casos de asociación criminal con pandillas de delincuentes, no cuesta demasiado asociar el accionar de esas bandas al pensamiento, línea e intencionalidad política desestabilizadora y golpista, que caracteriza a la actual dirigencia del partido tricolor.

Como vemos, no resulta traída de los cabellos la relación entre unos y otros casos y las vinculaciones entre el partido de ultraderecha y el crimen organizado. Para nadie medianamente informado constituyen un secreto los vínculos entre ARENA y el narcotráfico, el tráfico de armas y la trata de personas, conocidos desde hace décadas.

Sin embargo, ¿cuántas veces encontramos ese ángulo, aunque sea como una mera observación reflexiva en los medios que a diario bombardean nuestras mentes y corazones, con noticias que solo producen angustia, impotencia y,         -objetivo último de esas coberturas de la prensa oligárquica- promueven la sensación en la población de que “hay que hacer algo”? … Lo que lleva a la inmediata conclusión de que ” el gobierno no está haciendo nada”.

Eso es lo que se escucha en las calles cada día que este tipo de bombardeos mediáticos influye de modo directo en la población salvadoreña.

 ¿Son acaso los medios los culpables?

Si y No. Si, porque el periodismo, al menos  en sus orígenes, solía estar asociado a la ética, a la búsqueda constante de la verdad, reflejando la mayor cantidad de puntos de vista posibles.

Pero el periodismo que sufrimos en El Salvador –y, en realidad, en casi todos los países donde los medios hegemónicos están en manos de consorcios oligopólicos orientados a presentar solo un punto de vista: el de sus intereses políticos y comerciales-, se ha transformado crecientemente en una herramienta de dominación, en un instrumento al servicio de las clases dominantes, y en la cabeza de playa para el desembarco de diversas modalidades golpistas de nuevo tipo, que ya han tenido varias expresiones claras en América Latina (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, etc.).

Y No, porque no podemos afirmar que sean los medios de prensa al servicio de la burguesía oligárquica salvadoreña los autores intelectuales o instigadores de esos crímenes. No obstante, esos medios no dejan de ser cómplices necesarios, en la medida que su interpretación y difusión es sesgada, malintencionada y repetitiva de los hechos de violencia, haciendo caso omiso de elementos que ayudarían a contextualizarlos, incluyendo en ese contexto también las acciones que desde el gobierno y las fuerzas de seguridad se han ido adoptando para combatir el crimen organizado en todas sus manifestaciones.

Tampoco los medios hacen mayor caso a las medidas e iniciativas gubernamentales de todo tipo, destinadas al combate de las causas estructurales de la violencia. Causas, precisamente, en las que los medios de la derecha y sus patrocinadores son, indiscutiblemente, partícipes a través del fomento y promoción acrítica del modelo neoliberal que causó estragos en la familia salvadoreña durante décadas, y de las cuales el país aún no se recupera.

Esa es la situación. Y en ese marco han de interpretarse los diversos temas en debate de la presente coyuntura, donde los medios lejos de ser inocentes observadores, como quieren presentarse a sí mismos, con el respaldo de organizaciones que no son más que tapaderas de sus intereses, como ASDER, AIR, SIP, y -tal como lo demostró la defensa corporativa de la reportera enviada por TCS a provocar el incidente en Casa Presidencial- la APES, se manifiestan como parte claramente interesada e instrumental en las estratagema de desestabilización y desprestigio que montan desde los tanques de pensamiento de la ultraderecha.

El debate de las pensiones, el salario mínimo, la situación de violencia, los selectivos casos llevados por la Sección de Probidad, el debate en torno a la Ley de Telecomunicaciones, el “olvido” mediático del caso “Taiwán-ARENA”, o el último incidente con los videos obtenidos en diversas cárceles del país, son unos pocos ejemplos de estas afirmaciones.

Esos medios son pues, responsables del creciente montaje de golpes suaves, de un clima de desestabilización, de la promoción de un sentimiento de desesperanza en la población y del entorpecimiento de las condiciones necesarias para que las inversiones y otros recursos necesarios para sacar adelante El Salvador, se vean constantemente empantanados. No están solos, pero son instrumentales a los planes de ARENA y sus satélites, de los cuales los medios de comunicación y propaganda de la derecha, son su punta de lanza y sus alumnos más aventajados.

Urge, pues, que desde el campo popular se de respuesta a estos abusos, y que se construyan y fortalezcan con rapidez auténticas herramientas de comunicación al servicio del pueblo, medios veraces, serios y creíbles, capaces de poner coto a estos abusos cotidianos que parecen ya haberse hecho costumbre.

ENLACES

LPG

Multa de $57.14 por circular en orillas de calles

Alcaldías buscan tener su propia policía de tránsito

GOES dará $8 mill a cuatro instituciones

Diputados dicen que no se valora su trabajo

Presidencia entrega escrito de viajes de Funes

Establecen el 18 de marzo Día del Perito Forense Salvadoreño

Asesinan a 11 trabajadores en Opico

Policía pierde a su décimo agente en lo que va del año

Tribunal ratifica proceso contra cinco por ciberataque

Ser asesinados en el primer día de trabajo

Aprueban distribución de $11 millones de contribución especial para seguridad

EDESAL consternada por asesinato de sus trabajadores y lamenta luto de 11 familias

Compañía de Jesús exige verdad en asesinato de curas jesuitas

CDC y OPS evaluarán a MINSAL para avalar las pruebas de zika en el país

Tres transportistas entre víctimas de escalada violenta

MOP sigue su plan de descongestionar el bulevar del ejército

Incendio consume vivienda en Madre del Salvador

Disputa por agua entre alcaldía y comunidades

Capturan a 13 pandilleros por extorsión y terrorismo

La ASI llama al gobierno a reducir gasto en subsidios

APP requieren crear confianza, afirma experto

Lanzan observatorio de prácticas agrícolas

Presupuestan $35 mill para obras de ampliación del AIES

CEPA redujo cobro a tienda libre por ventas no autorizadas

DEM

Gobierno reportó extravío de información de viajes a FGR

ARENA y GANA descartan cuotas partidarias

Señalan a ARENA de atraso en la elección de PGR

Fedaes pide evitar un reparto político en CNJ

Transporte de carga enfrentará multas de $57.14

Construcciones deberán ser accesibles a discapacitados

Moral y Cívica hasta 2017, dice presidente

FIA exhorta estudiantes de derecho a convertirse en mediadores de conflicto

Aval a $11 mills. para seguridad y Fiscalía

Juez dice cuota no responde a demanda

El país completa la adhesión al Estatuto de Roma

Masacran 11 personas en zona rural de Opico

Estafan $60 mil con documentos falsos

Mareros asesinan a policía cuando estaba de licencia

Acusan a 143 que exigían hasta $500 a transportistas

Salvadoreña gana juicio por detención en “hielera”

Invertirán $41 millones en plataforma logística este año

Avianca satisfecha por obras en terminal aérea Monseñor Romero

CEPA destinará $400,000 para el Puerto La Unión

Defensoría lanza su campaña veraniega 2016

Hacienda presenta plataforma digital a industriales

“Los gastos en seguridad restan competitividad”

BID está satisfecho con metas logradas por El Salvador

EDH

Distribuyen $11 millones de impuesto a telefonía

Avalan reformas en pro de personas con discapacidad

Capres sigue sin encontrar informe de viajes de Funes

Controversia por estado de tuberías en nuevo Maternidad

Ratifican proceso penal contra imputados en ciberataques

El Salvador hace oficial su adhesión a Corte Penal Internacional

Asamblea Legislativa reorienta 8 Mlls. de dólares del gas para pagar otros gastos

Gerson Martínez: Si a un constructor se le extorsiona con un 10 % ya no hay solvencia para pedirle calidad

Ministerio de Salud hará 70 pruebas para detectar virus del zika

FEDAES pide a la Asamblea apresurar elección de CNJ

ARENA necesita renovación de cara a las próximas elecciones

Repunte de homicidios en el área de la matanza

Pandilleros enfrentan juicio por homicidio

Asesinan a 11 hombres en San Juan Opico

Policías harán nueva protesta por bono

Policía fue asesinado en Cuscatancingo

Fiscal general: Estado debe demostrar el imperio de la ley

Dos de los empleados asesinados en Opico recién habían sido contratados

Dan aviso a Fiscalía sobre extravío de documentos de los viajes del expresidente Funes

Federación Interamericana de Abogados impulsa formación

Inician la limpieza de tragantes en cabecera

El BID financia mitigación de vulnerabilidad en el AMSS

Invertirán $27 mil para mejorar el mercado unionense

Inicia reparación de calles en San Miguel

Alertan a la población sobre el peligro de incendios forestales

Pescadores reciben credenciales para poder trabajar

Vidals apoya la educación de la niñez salvadoreña

TECHO invita a las empresas a superar la pobreza

“Reformas de ley que piden productores de caña de azúcar generarían inestabilidad”

Reforma no asegura un mayor acceso de trabajadores a una pensión

Invertirán $35 millones para ampliar el Aeropuerto Internacional

Diputados aún no firman decreto para interés CIP

 

DLP

Diputados piden investigar ingreso de nudistas a cárceles antes y durante la tregua

Martha Evelyn Batres sobre fiesta sexual: El presidente no debería estar cubriendo a funcionarios

11 trabajadores, un policía y dos mujeres entre víctimas mortales este jueves

FMLN se inclina por procuradora adjunta como nueva titular de la PGR

EEUU reacciona “perturbado” por asesinato de líder indígena hondureña

Contribución especial de Seguridad será compartida con Educación

Estudiante del INCO se suicida al interior de su casa

EB

FMLN muestra repudio por un crimen … ocurrido en Honduras

Gobierno presenta escrito sobre viajes del expresidente Funes y exprimera dama tras plazo dado por Sala de lo Constitucional

FGR publica nombres de las víctimas de la masacre en Opico hecha por pandilleros

Nayib Bukele el mejor evaluado según encuesta de La Prensa Gráfica

Lorena Peña repudia y condena asesinato de líder indígena de Honduras

Acusan a pandilleros de extorsionar a buseros de San Vicente y Zacatecoluca con $400 y $500 a la semana

Fiscal General llega a escena de múltiple masacre ocurrida en Opico

D1

Medardo González: Pornofiestas no fueron prácticas exclusivas de la tregua sino “parte de una cultura”

Fiscal Douglas Meléndez: Deben buscarse medidas excepcionales para proteger a la población

Ex querellante del Caso Flores: Mi cargo de Cónsul es eminentemente profesional y no político

Nayib Bukele mejor evaluado, según encuesta LPG, seguido por Norman Quijano

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis de marzo de 2016 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Análisis de medios 4 de marzo de 2016

  1. Pingback: Desinformar, aterrorizar, desestabilizar – Simpatizantes FMLN

  2. Realista dijo:

    Informar es bueno, pero los medios aquí lo toman como Primer objetivo los muertos del día y si hay pocos muertos pues repiten los muertos de antier, ayer y los de hoy para hacer parecer grandes cantidades. Yo viví 17 años en EEUU y créanme que CNN o los medios NO publican las muertes entre pandillas o narcos de los vecindarios donde mueren a diario por peleas de Territorio. Solo en Chicago existen 62 pandillas entre ellas mexicanas, nazis, chinos, africanas, latinas y obvio las conocidas MS y M18. muchos mueren intoxicados o sobredosis de drogas en las calles, otros los matan por no pagar la deuda de la droga consumida y otros por ser de otras pandillas y les pregunto a todos Ustedes ?? han escuchado esto en las NOTICIAS cada dia ?? NO VERDAD. Solo me pregunto juntos mueren al día en todo EEUU donde hay mas de 12 millones de pandilleros. No son 5 o 20 por que solo en chicago mueren en promedio entre 15 y 17 diarios y son 51 estados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s