Análisis de medios 12 de abril de 2016

Panama Papers y la ofensiva de la derecha mediática y empresarial

Desde que un grupo de periódicos, actuando como una coalición mediática internacional financiada por algunos de los principales grupos del poder político financiero mundial, dieron a conocer los llamados Papeles de Panamá, han corrido ríos de tinta que salpicaron y mancharon a personajes y empresas en todo el mundo.

Súbitamente, todo aquello que pocas semanas antes resultaba “normal” para las grandes operaciones financieras mundiales; esto es, evadir impuestos creando empresas fantasmas en los llamados paraísos fiscales, empezó a ser cuestionado por todo tipo de analistas, no solo especialistas en economía sino expertos en política internacional y columnistas de todos los colores. 

Aunque la información publicada por ese consorcio de medios, entre los que figuran las grandes corporaciones de la prensa hegemónica mundial, detalla numerosas empresas y personalidades con influencia en la política y la economía global, no deja de llamar la atención las dudas que dicha información proyecta. Por ejemplo, si el objetivo era dar a conocer el modo en que las corporaciones y los ricos del mundo evaden sus obligaciones para hacerse más ricos, es curioso que hayan brindado la información a grandes corporaciones mediáticas. De allí surge otro cuestionamiento, sobre la “filtración” de la información. En los documentos publicados (que son una ínfima parte del total de documentos en poder del grupo de “investigadores” ) no aparecen en ella corporaciones estadounidenses, alemanas o del Reino Unido. En cambio, se le dio especial importancia a los vínculos entre Mossack-Fonseca y el gobierno ruso, se filtraron supuestas informaciones sobre Venezuela, y hasta hicieron tambalear a “uno de los suyos” (el recién asumido presidente Macri en Argentina, que estaba cumpliendo fielmente con la tarea encomendada de desmantelar todo el tejido de protección social construido en mas de 12 años de gobiernos progresistas).

Las dudas comienzan a disiparse cuando observamos que uno de los organismos que coordinó la investigación es el Center for Public Integrity, financiado por la Fundación Ford, Carneghie Endowment, Open Society (del magnate greco-estadounidense George Soros) y la Fundación Rockefeller. Es decir, los representantes mundiales del modo en que funciona la red global de poder que incluye corporaciones, fundaciones, gobiernos, organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación. Son quienes eligen qué es conveniente para el público, y qué información es mejor ocultar para evitar daños reales en el funcionamiento del sistema.

Si esto es así, entonces habrá que preguntarse el criterio selectivo en la elección de lo publicado, y quién sale ganando con dicha publicación. No es la primera vez que en el mundo del capitalismo salvaje, los más poderosos deciden sacrificar piezas en el hipotético tablero mundial de ajedrez en el que desarrollan sus juegos de poder.

La recuperación del control efectivo de capitales aparentemente dislocados del sistema mundial impuesto por EEUU a todos (incluidos sus socios y aliados europeos), parece ser parte de los objetivos de las élites corporativas mundiales, un minúsculo grupo de familias relacionadas por intrincados laberintos de redes corporativas, a cuya influencia pocas cosas escapan.

Más allá del escándalo que levantaron las revelaciones en el mundo, en el contexto latinoamericano, y en el particular de El Salvador, el manejo de la información por los medios locales parece encuadrarse en el mismo escenario y la misma lógica que predomina desde hace años en relación al accionar de la derecha neoliberal más extremista, empecinada en recuperar posiciones en el continente, luego de haber perdido el control político en un importante número de países de la región, incluido El Salvador.

Es decir, los Panama Papers, como todo, no pueden ser vistos al margen del contexto en que aparecen, de la realidad que impone la lucha de los sectores más radicalmente conservadores, y las políticas de EEUU para promover el ascenso de esos sectores en los países donde gobiernos de corte progresista fueron desplazando la influencia imperial.

Y es en este marco donde podemos encontrar como, luego de las primeras portadas de los rotativos al servicio de la oligarquía, en un ejercicio para poder “guardar las formas” del supuesto periodismo balanceado y ecuánime, esos medios adoptaron de inmediato una linea editorial dirigida de manera clara agresiva y ostensible hacia las empresas y sectores que visualizan como obstáculos estratégicos para la restauración conservadora.

Pocos días antes de la revelación de los Panama Papers, el presidente de ANEP , “profetizaba” que los acontecimientos de Brasil eran una suerte de prólogo para El Salvador. Ninguna bola de cristal le había revelado eso a Daboud. En realidad, se trataba de una expresión de deseos más que de una realidad. Claro, unos “deseos bien informados”.

Pero las fuerzas de la burguesía oligárquica y sus medios de prensa y propaganda, asumieron la tarea de intentar hacer realidad aquellos deseos. Montar gradualmente un muro  de desinformación, construido precisamente con una excesiva cantidad de informaciones hipotéticas, que impidieran dar seguimiento a las afirmaciones, buscar las confirmaciones independientes, en fin.. sacar la verdad de entre la montaña de mentiras.  En ese manejo maniqueo de la información mezclaron datos reales, obtenidos a través del burdo hackeo del estudio Mossat-Fonseca, con otros que jamás figuraron en esa información, sino que pertenecen al dominio público, a través del Registro Público de Panamá.

Así, “apellidos ilustres” como Altamirano, Dutriz, Poma, Eserski, Daboub mismo, aparecieron brevemente en el escenario mediático, para ser rápidamente reemplazados por los nombres de emblemáticas figuras o símbolos de la izquierda. Aparecieron entonces, y no ya tan brevemente, los detalles de Sigfrido Reyes, las empresas ALBA, trajeron arrastrando de los cabellos un caso sin relación con el tema, como el de una sociedad sin actividad comercial en la que el vicepresidente Oscar Ortiz aparece asociado (una docena de año antes) a un acusado de narcotráfico.  Nadie dio importancia al hecho de que los primeros nombres figuraran entre los propietarios de empresas off-shore en Mossat-Fonseca, y que en cambio los segundos no figuraran en esa lista, sino en el domino público panameño.

Con esos elementos pretenden abrir la “vía brasileña” en El Salvador. Y si Petrobras fue el punto de vulnerabilidad por donde el sistema judicial y mediático brasileño decidió iniciar su ofensiva neoliberal contra los gobiernos con mayor respaldo popular de la historia de Brasil (el de Lula y el de Dilma), en El Salvador quisieron que ese papel lo jugara la empresa que estuvo bajo el fuego mediático, empresarial y judicial de la ultraderecha desde su creación, diez años atrás: ALBA Petróleos de El Salvador, y el resto de empresas con responsabilidad social asociadas al proyecto.

Poco a poco, día a día, medios en propiedad de la oligarquía, como LPG, EDH y El Faro, pero también otros com DEM que, sin responder con total fidelidad a la línea extremista de los dos primeros, sigue dócilmente las líneas trazadas por los poderes económicos dominantes en la derecha, fueron desplazando cualquier mención a las “ilustres familias de la burguesía local” para centrarse con insistencia -y ya como campaña- en caso de dirigentes o figuras cercanas a los dos gobiernos de izquierda en la historia de El Salvador. Al mismo tiempo, montaron el “caso ALBA” con todos los ingredientes para presentarlos como un supuesto “escándalo”.

Convencida la ultraderecha que el gobierno que resuelva medianamente el problema central de la inseguridad en el país recibirá el reconocimiento popular a su labor, e insatisfecha el ala más radical de ARENA con alguna de las decisiones adoptadas por su propio partido, al apoyar las medidas de lucha contra la inseguridad, ese grupo parece ser el mas interesado en relativizar los éxitos gubernamentales y, en todo caso, sacar el tema de la agenda si ya no resulta un elemento conveniente para hostigar al gobierno.

El escándalo que quieren fabricar apunta pues a intereses partidarios, pero también coincide con la linea maestra que desde Washington siguen todas las fuerzas de la derecha neoliberal continental: promover condiciones para un golpe suave a través de una maniobra de pinzas mediático-judicial.

Esas son las cartas que poco a poco se destapan sobre la mesa en forma de agenda mediática nacional e internacional. Atacar a ALBA es atacar a unos de los pilares de sostenimiento del gobierno en El Salvador; es también cuestionar las alternativas viables frente al viejo modo de hacer negocios en el país, pero es además una línea indirecta de ataque contra Venezuela, impulsor y promotor de ese tipo de empresas solidarias que vinieron a cuestionar la hegemonía estadounidense y a poner en evidencia la falsedad de la tan cacareada Responsabilidad Social Empresarial, que todos los dia nos recuerda la ANEP, TCS y Fusades, que por cierto, se suma a la campaña con su propio evento, destinado a promover en el país las líneas de ataque de Washington contra Caracas y el impulso a la creación de una comisión internacional contra la impunidad en El Salvador.

ENLACES

LPG

Velado pide aclaren caso de empresa de vicepresidente

Gobierno busca el control de los medios, dice oposición

Magistrado CSJ habla de juicios civiles

SIP pide “profundidad” en caso ciberataques a medios salvadoreños

Plantean más libertades fronterizas entre El Salvador y Guatemala

Jueces señalan descoordinación para audiencias

“Si no entienden con la mano amiga extendida, hay que ser duros”

Militares denuncian bloqueo a edificios FAES

Suspenden audiencia contra policías del caso Cartel de Texis

Sala valora alcances de fallo $900 millones, dice magistrado

3 pandilleros mueren en Opico tras supuesto enfrentamiento

Un detenido por instalación de cámaras para controlar delegación policial de Soyapango

Atacan con arma de fuego a dos policías en el bulevar Venezuela

Equipo de fútbol profesional paga extorsión para jugar

PNC: lancha con droga era propiedad de cartel Colombia

“Quiero convertirme en un ejemplo para los jóvenes”

Calor ha roto varios récords en mes de abril

Al menos 333 fallecidos en accidentes de tránsito

VMT: cambios en recorridos son temporales

Jefe PNC no estuvo ni dos meses en San Vicente

Agricultor muere al caer de puente en San Miguel

Escuelas de Chinameca reciben donativo de compatriotas en EUA

Denuncian falta del vital líquido por varios días en colonia agua caliente

Alcaldía de Santa Rosa de Lima adeuda salarios a empleados

Un pandillero muerto y cinco capturados tras enfrentamiento en Santa Rosa de Lima

Roya provocó daño severo en 20 % del parque cafetalero

Malestar por asignación de nuevos espacios de comercio en el aeropuerto

Vanegas: “no se ha aprobado a nadie nuevas tiendas”

DEM

Países crearán un grupo de alto nivel por crimen regional

Realizarán foro sobre reforma de pensiones

Presentan proyecto de ley para adulto mayor

Breves de política

Vanda Pignato dice no sabe por qué la investigan

Polémica por iniciativa de castración química

Alba Petróleos envió $165.9 millones a Panamá

García se reunió con él mismo en Panamá

Diputado Quijano: “Hay de por medio fondos públicos”

Ocho masacres a inicios de abril dejan 30 fallecidos

PNC ha decomisado 1,797 kilos de cocaína en el año

Primera etapa del Sitramss concluiría hasta diciembre

Cada día detienen a seis menores de maras

81 capturados por tráfico de personas

Vendedores detenidos en Soyapango quedan libres

Capturan a mujer por tráfico de cocaína

Más de un incendio por hora durante el fin de semana

Gasolinas suben hasta $0.11 pero el galón se mantiene debajo de $3

Más de 50,000 ya usaron la portabilidad numérica

EDH

Blanco reitera que Flores Sosa tuvo más gastos que ingresos

Consideran que censura y restricciones no cesan en el país

SIP pide investigación profunda por ataques a sitios web de El Diario de Hoy y La Prensa Gráfica

Secretario OEA encabeza foro de análisis político

Conoce quién es Luis Almagro

¿Quién es Kevin Casas?

Asamblea Legislativa es la última carta para los afectados de Fomilenio I

Gobierno: “Fomilenio II será más riguroso”

¿Cómo surge y se vincula Sipago con Subes?

Subes negocio con el Sitramss y balances financieros en rojo

La conexión Subes en El Salvador y Panamá

El VMT ha respaldado a Sipago, Subes y al Sitramss desde el inicio

Luis Almagro disertará sobre las comisiones internacionales que combaten la impunidad en la región

Atraca lancha con cadáver de supuesto ecuatoriano en La Unión

Muere pandillero en enfrentamiento con policías en La Unión

Mueren tres supuestos mareros en aparente enfrentamiento

Policía adeuda seis meses de alquiler de edificios

Agricultor fue torturado y decapitado en una finca de Ahuachapán

Un grupo de 53 reos del Penal de Izalco presenta problemas gastrointestinales

Tres supuestos pandilleros mueren en enfrentamiento con militares

Sombrilla Arte y Circo Social lleva alegría a niños

ONU Mujeres convoca a organizaciones

Cierre de calle genera polémica en colonia El Palmar de Santa Ana

Es importante buscar la forma de reproducir árboles y plantas

El sector cafetalero enfrenta la peor crisis de la década

El Banco Interamericano de Desarrollo pondrá más enfoque al cambio climático

Productores de cacao a estandarizar calidad con resto del mundo

Fepade presentó nueva edición de revista Pedagógica AB-sé

 

DLP

Estudian propuesta para castrar químicamente a violadores

Proponen que ciudadanos se armen para defender sus colonias

Motorista de la ruta 2-C recibe siete machetazos por no ceder el paso

Policías acorralan a pandilleros: un muerto y varios capturados

53 reos del Barrio 18 sufren intoxicación alimenticia en penal de Izalco

Detienen a una “bruja” requerida por tráfico de drogas

Suspenden audiencia contra cuatro policías acusados de filtrar información vinculada a narcotráfico

EB

FOTOS: Allanan casa en residencial privada de Santa Tecla tras explosión de munición

Sigfrido Reyes asegura que su sociedad en Panamá no ha tenido actividad alguna y niega relación con Mossack Fonseca

El misterioso asesinato de la supuesta prima de un jugador del Real Madrid en El Salvador

Diputados podrían acordar este martes la reelección de la Procuradora Sonia Elizabeth Cortez

Secretario General de la OEA arribará a El Salvador en las próximas horas

FOTOS: Estrangulan con un alambre a un pandillero del Barrio 18 en Soyapango

Pandilleros ocasionan riña en bartolinas del 911

Condenan a sujeto por violar a menor de 11 años tras ofrecerle $5

D1

Gobierno demuestra ignorancia en combate a la delincuencia

Vendedor de armas fue asesinado por hacer negocios con pandilla 18 y la MS

Capturan a la “narco-bruja” de Cuscatancingo

El Salvador acuerda creación de grupo de seguridad binacional con Guatemala

Tres pandilleros mueren al enfrentarse con policías y soldados en San Juan Opico

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis de abril de 2016 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Análisis de medios 12 de abril de 2016

  1. Pingback: Panama Papers y la ofensiva de la derecha mediática y empresarial – Simpatizantes FMLN

  2. Pingback: DERECHAS VS. IZQUIERDAS -Parte II- – Conversaciones con Netorivas y Amig@s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s